Elías inmobiliaria

 

¿Qué obligaciones fiscales pueden tener las comunidades de propietarios?


Las comunidades de propietarios como entidad pueden estar sujetas al cumplimiento de ciertas obligaciones ante la Agencia Tributaria. Repasamos cuáles pueden ser estas obligaciones fiscales y las últimas novedades introducidas en este sentido.

La última gran novedad: el modelo 347.

Como parte del esfuerzo por perseguir la economía sumergida y el fraude fiscal, la Agencia Tributaria ha decidido en los últimos años vigilar mucho más de cerca las operaciones económicas de las comunidades. En consecuencia, desde el 1 de enero de 2014 las comunidades de bienes en régimen de propiedad horizontal están obligadas a presentar la declaración anual de operaciones con terceras personas (el modelo 347), modelo que se presenta durante el mes de febrero y en el que se deben declarar a la Agencia Tributaria todos los pagos a terceros que superen los 3.005,06 euros.

  • ¿Están obligadas todas las comunidades a presentar el modelo 347?

Sí, hasta el 31 de diciembre de 2013 únicamente tenían esta obligación aquellas comunidades de propietarios que desarrollaran actividades empresariales o profesionales, pero desde el 2014 la obligación se extiende a todas las comunidades que durante el ejercicio hubieran realizado operaciones económicas con terceras personas que hayan superado los 3.005,06€.

  • ¿Existe alguna excepción en las operaciones que se deben declarar?

No todas las operaciones con terceros que superen los 3.005,06€ deberán ser declaradas. Quedan excluidas de esta obligación de declarar las siguientes operaciones:

- Las de suministro de energía eléctrica y combustibles de cualquier tipo con destino a su uso y consumo comunitario.

- Las de suministro de agua con destino a su uso y consumo comunitario.

- Las derivadas de seguros que tengan por objeto el aseguramiento de bienes y derechos relacionados con zonas y elementos comunes.

¿Qué otras obligaciones puede tener una comunidad de vecinos con hacienda?

Las comunidades de propietarios pueden resultar también obligadas frente a Hacienda en tanto que pueden ser perceptoras de ingresos que se han de declarar (procedentes normalmente del alquiler o venta de zonas comunes) o pagadoras de rendimientos profesionales y de trabajo por los que han de realizar la correspondiente retención e ingreso posterior.

  • ¿Qué ocurre cuando la comunidad obtiene ingresos?

La obtención de ingresos va a suponer normalmente para  las comunidades la obligación de liquidar el IVA y de presentar el modelo 184.

- Las obligaciones fiscales de una comunidad de propietarios en relación con el IVA requieren del ejercicio de actividades económicas por parte de la misma. El caso más frecuente de actividad económica realizada por una comunidad es el arrendamiento de elementos comunes, la comunidad de propietarios opera como un empresario arrendador e ingresa las correspondientes cuotas del IVA que luego habrá de liquidar trimestralmente. Asimismo, al igual que está obligada a declarar el IVA de esos ingresos, la comunidad podría deducirse las cuotas de IVA soportado directamente relacionadas con la obtención de los ingresos.

- Por otra parte, surge la cuestión de cómo declarar esos ingresos obtenidos, puesto que las comunidades de propietarios no son contribuyentes ni por IRPF ni por Impuesto de Sociedades. En este sentido, las comunidades tienen la consideración de entidades en régimen de atribución de rentas, por lo que en estos casos, es cada propietario con arreglo a su coeficiente, y no la comunidad como tal, el que realmente recibe en proporción un ingreso que deberá declarar en su declaración de la renta. Las rentas obtenidas por la comunidad se imputarán a cada uno de los copropietarios en la proporción que le corresponda por su coeficiente de participación, salvo que en los estatutos se haya dispuesto un reparto distinto. Por todo esto, la comunidad de propietarios queda obligada a comunicar anualmente a la Agencia Tributaria la obtención de estos rendimientos por los propietarios, a través de la presentación del modelo 184, una declaración informativa con la que se imputa el rendimiento neto a cada copropietario.

  • ¿Qué obligaciones tienen las comunidades en relación con el IRPF?

En relación con el IRPF las obligaciones para la comunidad surgen si ésta abona rentas por rendimientos profesionales o de trabajo sujetas al Impuesto sobre la Renta de la Personas Físicas, es decir, si la comunidad tiene contratados empleados (conserje, personal de mantenimiento…) o contrata los servicios de profesionales independientes (abogados, arquitectos...). En estos casos la comunidad vendrá obligada a practicar la correspondiente retención y a ingresarla después en Hacienda.

Volver arriba
ACEPTO

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración en nuestra página de política de cookies.