Elías inmobiliaria

 

Los inquilinos de las viviendas turísticas también tienen que tener seguro.


Los inquilinos turísticos también responden de los daños que causen en el inmueble arrendado, a terceros, colindantes y en los elementos comunes del edificio.

En los últimos años el alquiler turístico está adquiriendo mucho auge debido al uso de plataformas digitales, y ello no es óbice para que el alquiler a corto plazo esté exento de asumir riesgos o provocar sieniestros por acción u omisión por parte de los inquilinos.

Entre las responsabilidades que pueden afectar al inquilino está la locativa, que es una garantía específica de la responsabilidad civil general. La responsabilidad civil locativa se ocupa de indemnizar los daños que se produzcan en el local, ya sea porque está alquilado o porque se realiza un evento puntual en ese local.

La responsabilidad civil locativa es poco y mal conocida, siendo muy importante. Se suele exigir que se contrate un seguro de responsabilidad civil, pero al no especificar que debe conllevar locativa, en muchas ocasiones el seguro estará mal hecho y no se cubrirá precisamente aquello para lo cual realmente se ha pedido el seguro.

Si solo se contrata el seguro de responsabilidad civil general, solo se responderá de los daños materales y/o persornales que se hayan producido a terceros, pero no al local, lo cual nos lleva a lo importante de incluir la responsabilidad civil locativa, sobre todo si tenemos en cuenta que el sobre coste que tiene en la prima del seguro es mínimo.

Independientemente que el alquiler vaya a ser vacacional o de larga duración, los inquilinos que vayan a suscribir estos contratos de arrendamiento deben contratar un seguro de responsabilidad civil que responda de los posibles dapos que puedan producirse a otro, por el uso de una vivienda en calidad de arrendatario, usuario o usufructuario, de acuerdo con lo establecido en el artículo 1.902 del Código Civil. En el artículo 43 de la Ley del Contrato de seguro, la aseguradora tiene derecho a subrogarse para reclamar al causante de los daños. 

OPCIONES PARA INQUILINOS TURÍSTICOS Y ARRENDAMIENTOS EN GENERAL.

El inquilino puede contratar un seguro de responsabilidad civil general que le cubra en cualquier situación, que es válido en todo el mundo, con excepción de las actividades en las que la ley obligue a la suscripción de un seguro determinado.

El propietario puede incluir al arrendatario (siempre que la aseguradore lo acepte). El arrendatario quedaría cubierto ante cualquier imprevisto.

Se puede suscribir un seguro multirriesgo del hogar que incluya coberturas relativas al contenido y a la responsabilidad civil, para un determinado arrendamiento.

¿QUE SITUACIONES DE RIESGO PUEDEN AFECTAR A LOS INQUILINOS?

Daños causados a los elementos comunes del edificio al subir o bajar escaleras o en ascensor.

Incendios por sobrecarga que pueden  provocarse en el uso de las instalaciones eléctricas, cocina, etc...

Pérdida de llaves o inutilizaciónde la cerradura.

No cerrar un grifo y derrame de agua en pisos inferiores o colindantes.

Rotura de cristales, espejos o similares.

Cualquiera de estas situaciones arriba indicadas, justifica la inclusiónde un seguro de inquilinos en el seguro inmobiliario.

Volver arriba
ACEPTO

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración en nuestra página de política de cookies.