Elías inmobiliaria

 

Cuatro trámites que hay que realizar para comprar una vivienda


Comprar una nueva vivienda es un proceso delicado que cuenta con diversas fases. Por eso vamos a explicar los principales pasos que hay que dar a la hora de comprar tu nueva vivienda.

1. Contrato de arras penitenciales:

El primer paso a dar una vez que hemos hecho la elección de nuestra nueva casa, es firmar el contrato de arras penitenciales. Este paso es muy importante ya que es donde dejaremos bien atados la gran mayoría de los pasos que se darán después.

En el momento de la firma de este contrato entre las partes, el comprador abonará una cantidad, que normalmente suele ser el 10% del precio pactado por la vivienda. Es un acuerdo de caracter jurídico por el que se reserva derecho sobre la vivienda y que , de la misma manera, se garantiza una penalización de la parte que incumpla el acuerdo.

En el caso de que el vendedor no cumpla con el contrato, este deberá devolver al comprador el doble de la señal. Si el que incumple el contrato es la parte compradora, este pierde la señal entregada a la firma del contrato de arras.

En el contrato se deben indicar los datos que aparecerán en el futuro contrato de compraventa.

- La vivienda y todos sus anexos (ref. catastral, datos de registro...).

-El precio pactado y la forma de pago.

-Los plazos para la firma de la escritura.

-Y si los hubiera, los pactos alcanzados para la distribución de los gastos de compraventa.

2. Firma de la escritura:

En este paso el comprador y el vendedor declaran su voluntad de comprar y vender, así como las condiciones de la compraventa. En este momento entra en escena la figura del notario. Él es el responsable de que el comprador no firme el documento de escritura sin antes haberlo leído y entendido en cada una de sus cláusulas

¿Que debe aparecer en la escritura?

- Las cargas que puedan pesar sobre la vivenda y el precio pactado entre las partes.

-El justificante de pago del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI).

-Reparto de los gastos de la compraventa entre las partes.

-Liquidación de los gastos notariales.

-Certificado Energético.

-Certificado de estar al corriente de pago con la comunidad de propietarios.

Una vez firmada la escritura, la vivienda debe inscribirse en el Registro de la Propiedad. El hecho de inscribir la casa en el Registro de la Propiedad aporta muchas ventajas (http://registradores.org/blog/por-que-es-necesaria-la-inscripcion-en-el-registro-de-la-propiedad/), es uno de los requisitos a la hora de solicitar una hipoteca. El banco requerirá el registro para inscribir la hipoteca y garantizar la devolución del crédito.

3. Gastos de tramitación e impuestos:

De los gastos que tenemos para la compra de una casa, los gastos de gestión son un 10% de la operación aproximadamente, entre notario, impuestos y registro, de los que un 8% corresponde únicamente a los impuestos.

Cuando adquirimos una nueva vivienda, debemos tener en cuenta los efectos tributarios que tiene la operación. En este aspecto hay que diferenciar entre obra nueva y vivienda de segunda mano.

En una vivienda a estrenar, debemos pagar el IVA, una 10% para viviendas libres y un 4% para viviendas de protección oficial. Pero si queremos comprar una vivienda de segunda mano debemos pagar el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales que va de un 6% a un 10% dependiendo de la comunidad autónoma en la que se encuentre la vivienda.

Si compramos una vivienda de segunda mano, siempre debemos solicitar una nota simple registral de la vivienda (el precio puede variar dependiendo de la comunidad autónoma) ya que te permite conocer en que situación jurídica se encuentra el inmueble.

Para gravar la formalización de documentos notariales también es necesario pagar entre un 0,5% y un 1,5% para el Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados (IAJD).

Si pagamos un precio inferior a su valor real, tendremos que tener en cuenta que en ese supuesto, Hacienda girará una liquidación complementaria por la diferencia.

4. Dar de alta todos los suministros:

El último paso que tenemos que dar para poder disfrutar de nuestra nueva vivienda, es dar de alto los suministro de luz, agua, gas... Para ello nos pondremos en contacto con la empresa comercializadora en el caso del luz o gas, y con la empresa que gestione el suministro de agua en la localidad de la vivienda. Todas estas compañía nos informarán de toda la documentación que necesitaremos para realizar este trámite.

Volver arriba
ACEPTO

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración en nuestra página de política de cookies.