Elías inmobiliaria

 

¿Como conservar los hórreos?. Bien de Interés Cultural.


Ser propietario de un hórreo declarado de Bien de Intereés Cultural (BIC) tiene sus obligaciones.

Galicia está inundada de hórreos. Los que son anteriores a 1901 están declarados de Bien de Interes Cultural (BIC) y, por su interés etnográfico, han de ser conservados en buenas condiciones. La Consellería de Cultura elaboró un documento donde se especifican las “cautelas constructivas” que se deben adaptar por parte de los propietarios de estos hórreos. En este documento también se advierque de que no se deberán desmontar por el riesgo que implican, excepto cuando se autorice su traslado. En ese caso se usarán las medidas necesarias para que el bien no sufra daños.

Como tratar la piedra:

No se podrán usar herbicidas ni otras sustancias químicas que puedan dañar la piedra. Nunca se podrá utilizarse un chorro de agua para limpiarla, excepto en algún caso de modo excepcional. Para ello deberá haber una justificación técnica. La limpieza deberá realizarse con un cepillo de cerdas vegetales, empleando agua y jabón neutro para respetar las patinas existentes. No se deben eliminar los líquenes anaranjados. El tratamiento debe de ser muy ligero. También se deberá eliminar la vegetación enraizada cortando las raíces, pero no arrancándolas. Posteriormente, podrá aplicarse, en caso de que fuera necesario, herbicidas que no dañen la piedra.

Como tratar la madera:

La intervención deberá reducirse a una limpieza de la madera, empleando un cepillo de alambres. Ese instrumento servirá para eliminar la suciedad y permitir la impregnación de los productos protectores. Esto siempre sin eliminar en la medida de lo posible el efecto del paso del tiempo. También, el aprovechamiento de la madera deberá realizarse usando técnicas y métodos tradicionales. Se podrán sustituir elementos originales, solo cuando estos sean irrecuperables por su estado de deterioro. La madera deberá protegerse también con un producto insecticida. La pintura y su color deberán ser idénticos a los existentes en la zona. La pintura utilizada tendrá que permitir que la madera transpire, por lo que deberán ser pinturas de poro abierto (Esmaltes sintéticos o lasures). En ningún caso podrán usarse barnices ni pinturas plásticas.

Se recomienda conservar los clavos originales y que se recuperen para reutilizarlos.

Fuente: La Voz de Galicia.

Volver arriba
ACEPTO

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración en nuestra página de política de cookies.